Concierto | Música coral religiosa latinoamericana
Imuc Chile

Évènement indisponible.

Selon le cas, de nouvelles dates appraîtront bientôt ou l'activité proposée sera définitivement supprimée.

lun. 17/07/2017 de 19h30 à 21h00/strike>

Imuc Chile
Avda. Jaime Guzmán Errázuriz 3300, Providencia.
Santiago
Chile
Ciclo coral a cappella
Música coral religiosa latinoamericana

Lunes 17 de julio a las 19:30 hrs.
Templo Mayor de Campus Oriente UC, Av. Jaime Guzmán 3300, Providencia
Entrada liberada


Programa: https://goo.gl/jGdz26

Parte I

José Mauricio Nunes García (Rio de Janeiro, 1767-1830). A 250 años de su nacimiento.
Judas mercator pessimus

Heitor Villa-Lobos (Rio de Janeiro, 1887-1959). A 130 años de su nacimiento.
Ave Maria

Federico Heinlein (Berlín, 1912-Santiago, 1999)
Salve Regina

Martín Aurra (Santiago, 1991)
Te Deum

César Alejandro Carrillo (Caracas, 1957)
O magnum mysterium

Gloria

Parte II

Pablo Délano (Santiago, 1950)
Padre nuestro

Roberto Caamaño (Buenos Aires, 1923-1993)
Salmo VI

León Schidlowsky (Santiago, 1931)
Im Eshkajeij Ierushalaim

Ernani Aguiar (Petrópolis, 1950)
Salmo 150

Alberto Ginastera (Buenos Aires, 1916-Ginebra, 1983)
Lamentaciones de Jeremías



Coro de Cámara UC
Sopranos: Petra Albütz, Irene Alvarado, Jenny Alvarado, Andrea Cayumil, Constanza Escobar, Stefanny Franco, Mariana González, Josefina Hervé, Catalina Madariaga, Marta Montes, Claudia Trujillo*.
Contraltos: Paulina Galleguillos, Mariana Karachov*, Javiera Lara, Marco Marchant, Gloria Rojas, Macarena Sanz, Ximena Sepúlveda, Carmen Thielemann.
Tenores: José Anguita, Martín Aurra*, Alcides Bravo, Manuel Cubillos, Alejandro Musa, Felipe Ramos**.
Bajos: Christian Castro, Miguel Hervé, Nicolás Lira, Marco Montenegro*, Pablo Santa Cruz.
*Jefes de cuerda

Dirección: Mauricio Cortés L.
Director asistente: Felipe Ramos T.

Notas al programa

Este programa observa la composición religiosa latinoamericana en las obras de cuatro países representativos: Argentina, Brasil, Venezuela y Chile. El repertorio seleccionado permite conocer las tendencias creativas en la música coral de estos lugares de la mano de compositores de referencia.
La única obra antigua del concierto es Judas mercator pessimus de Nunes García. Está escrito a cinco voces y tiene una sonoridad homofónica. Es equilibrado y elegante en estilo preclásico. Respetuosos de la tradición son el Ave Maria de Villa-Lobos y el Salve Regina de Federico Heinlein, que comparten fidelidad a una cuidadosa factura neoclásica; sin embargo, difieren en que, mientras el primero utiliza una armonía moderna consonante, el compositor chileno contrasta diversas sonoridades duras.
Estreno absoluto es el Te Deum del joven compositor chileno Martín Aurra. En la obra se utiliza el recurso del divisi con bastante profusión, para lograr una arquitectura sonora que vaya de acuerdo al texto escogido. La estética, muy propia del siglo XXI, es una sucesión de acordes encadenados y enriquecidos por notas extrañas.
Para cerrar la primera parte del programa, escucharemos dos obras de César Alejandro Carrillo, que se han transformado en verdaderos clásicos de nuestros tiempos en el ámbito coral. Un estilo sacro de vanguardia y contemporáneo en sus armonías, otorga al O magnum mysterium un carácter emocionante y piadoso; mientras que el Gloria es una pieza mucho más movida, parte de la Missa sine nomine, predominantemente homofónica. Su primera parte muestra motivos rítmicos muy marcados, los que gradualmente transitan a una dulce y tranquila armonía.
La segunda parte del programa pone el acento en composiciones algo minimalistas y que resaltan el texto, por sobre otras variables. Dentro de ellas, Padre nuestro de Pablo Délano posee una estética independiente y alejada de las vanguardias y toma el tradicional texto de la liturgia cristiana escrito en castellano para ponerlo en forma de coral con armonía de corte romántico. El Salmo VI de Caamaño toma una idea del canto gregoriano para su factura, armonizada con acordes bastante tonales, adornados, muy similar a Heinlein. Hacia el final, la obra se vuelve más homofónica y hace uso de algunos recursos vocales efectistas. Asimismo, Im Eshkajeij Ierushalaim de León Schidlowsky está cantada en hebreo y su composición utiliza herramientas del lenguaje atonal libre. Su característica principal son pequeños clusters recurrentes que destacan entre la percusión de las sílabas más duras del texto.
Como previendo el final del concierto, el Salmo 150 de Ernani Aguiar, obra muy rítmica, con articulaciones rápidas y bastante virtuosa para la interpretación coral, muestra una composición muy distintiva y con sentimiento latinoamericano.
La obra cúlmine del programa, son las Lamentaciones de Jeremías de Alberto Ginastera, única obra coral dentro de su extenso catálogo. Como el texto lo impone, con soltura y libertad al escribir para coro a cappella, el significado dramático del texto es el pie forzado, sin que se transforme por ello en una obra de programa. En el primer movimiento abre con una especie de lamento cromático, sirviendo de preludio a los efectistas “mors” casi gritados desde el coro. El segundo movimiento está escrito en el estilo de motete en valores rítmicos largos, contrastando con los coros que lo colindan. Una característica es el uso del registro grave de todas las voces, otorgándole a la pieza un carácter oscuro y sombrío. El tercer movimiento es dominado por el contrapunto. Sin duda, un cierre virtuoso y exigente de la pluma de uno de los grandes de Latinoamérica.

Felipe Ramos Taky
Source: www.facebook.com